pexels-photo-418831

Deforestar: una amenza ambiental

“Los bosques preceden a las civilizaciones, los desiertos las siguen.”                
René  Chateaubriand

La deforestación es uno de los problemas ambientales más graves de nuestro tiempo. Su ritmo es acelerado y asustador. No se trata de fenómenos naturales o temporales –incendios o agricultura itinerante-, se trata de deforestación permanente, la que se deriva, sobre todo, de la actividad humana, que va desde la agricultura, la explotación comercial de la madera hasta la urbanización (expansión de las ciudades).

Globalmente hablando, sabemos de la importancia de los bosques naturales del mundo para el equilibrio ecológico de nuestro planeta y no es por acaso que sean considerados los pulmones verdes de nuestro planeta. Por eso en las últimas décadas, la deforestación ilegal y la degradación, entre otros peligros han causado preocupación por los efectos sobre la biodiversidad y el cambio climático.

Según datos del informe ‘El estado de los bosques 2018’  (SOFO 2018), América Latina alberga el 84 % de los bosques naturales del mundo y su deforestación, es visible. “La deforestación, causada principalmente por la conversión de la tierra forestal en zonas de agricultura y ganadería, amenaza no solo a los medios de vida de los silvicultores, las comunidades forestales y los pueblos indígenas, sino también a la variedad de la vida en nuestro planeta”, dice el estudio.

La selva Amazónica -América del Sur-, considerada la selva tropical más grande del mundo,  tiene una enorme biodiversidad. Corresponde al 53% de los bosques tropicales remanentes y ocupa el primer lugar en el ranking mundial de deforestación seguido por la floresta del Congo, localizada en África Central. Ambas abrigan una gran biodiversidad y son los  ecosistemas más amenazados del planeta. Según el informe de la organización WWF, cada año perdemos millones de hectáreas de bosques y casi el 70% de las especies de plantas en el Amazonas podrían desaparecer por el cambio climático.

En México, según Greenpeace, la principal causa de deforestación, además de transformar los bosques en potreros o parcelas agrícolas rentables, es la tala ilegal -se estima que el 70% del mercado nacional de madera tiene procedencia ilegal-. La investigación de la FAO, concluye con que la respuesta mundial al cambio climático debe centrarse más en los bosques porque absorben el equivalente a aproximadamente 2,000 millones de toneladas de CO2 al año.

¿Deberíamos alarmarnos, no?

Fuente: 
https://www.greenpeace.org/mexico/tag/deforestacion/

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados.