post plastic 2 1

Es simple evitar el uso del plástico en la vida diaria.

Versátil y de infinitas utilidades, el plástico y sus productos, hicieron por décadas, nuestra vida más fácil. Sin embargo, en los últimos tiempos, su uso se ha incrementado y con ello su impacto ambiental. Toneladas de fragmentos de plástico, no biodegradables, son descartadas diariamente.  

Es solo mirar a nuestro alrededor y reparar cuánto lo usamos y cómo está contaminando prácticamente todos los ecosistemas. Por eso, la manera más tangible de disminuir el desecho plástico es rechazar el plástico descartable y disminuir su consumo. ¿Cómo? Con soluciones posibles, o sea, prácticas sencillas que puedan llevarse a cabo en nuestro día a día.

Repiensa el uso que haces del plástico. Empieza despacio, eliminando cosas simples y reemplazando -cuando lo necesites- aquellos objetos desechables por modelos durables y reusables.

Checa algunos tips que serán de gran aporte personal: Sustituye las bolsas de plástico por bolsas de tela que son reutilizables, evita el uso de vasos y botellas desechables para el agua y usa termos para el café o tu bebida favorita. Cuando estés en la calle, lleva contigo un kit de alimentación para evitar los descartables: lleva tu propia taza / vaso, una servilleta de tela, popotes reutilizables hechos de acero o bambú y utensilios amigables con el medio ambiente. Realiza compost casero, para disminuir el uso de bolsas de basura y convertirlo en abono fértil para tus plantas. 

Otro ítem importante es el que se refiere a los productos de higiene / cuidado personal.  Elige alternativas más sustentables y reemplaza aquellos que no lo son como los rastrillos de plástico, cepillos dentales de plástico, los absorbentes y pañales descartables.  Actualmente, se consigue más fácilmente el rastrillo de acero -de los que usaban nuestros abuelos-, cepillos dentales biodegradables, la copa menstrual y los absorbentes y pañales ecológicos. Evita comprar juguetes plásticos. Si usas desechables en reuniones o fiestas, procura que sean biodegradables. 

Como verás, estas son algunas alternativas para usar menos plásticos y ayudar al planeta. Nuevas actitudes crean nuevos ejemplos. ¿Qué tal si empezamos a evitar el uso del plástico hoy mismo?

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados.